Una Cooperativa de ahorro y crédito es una organización sin fines de lucro fundada para servir de forma exclusiva a sus socios promoviendo su bienestar a través de productos y servicios financieros. Por su esencia, las Cooperativas no tienen clientes sino socios, los cuales valoran participar en una institución diseñada para ayudar a otros socios y a la comunidad.

A diferencia de un banco, que pertenece a un grupo de accionistas, las Cooperativas trabajan por y para sus socios, los cuales también son propietarios de la institución y reciben los beneficios de ésta en forma de distribución de remanentes y mejores productos financieros con tasas de interés altamente competitivas.

Por estas razones, pertenecer a una Cooperativa, significa ser un miembro activo de una comunidad que crece.

Conoce más de nuestra historia