“Todos tenemos una razón de ser y la nuestra, está en nuestros Socios.”

Hace 48 años, un grupo de descendientes japoneses, motivados por una fuerte amistad y un deseo de prosperar en comunidad, decidieron fundar la Cooperativa Pacífico, con el propósito de ayudar a su comunidad y transmitir sus valores y cultura a las siguientes generaciones. Hoy hacemos honor a aquel Ikigai (la razón de ser) de nuestros fundadores y buscamos reafirmar su vigencia compartiendo el Ikigai de algunos de nuestros socios.

Testimonio de Enrique Ishida

Presidente de la Cooperativa Pacífico (Socio desde 1995)

“En estos momentos, somos la Cooperativa líder en el mercado.”

“Tengo la oportunidad de ser nuevamente Presidente de Cooperativa Pacífico y me siento honrado. En el 2017, hemos crecido más allá de nuestras expectativas y nuestro servicio ha continuado con la calidad de siempre. Nuestro mayor reto ha sido el expandirnos fuera del sector nikkei. Al ser una cooperativa con un público específico, teníamos la incertidumbre de crecer fuera de este nicho. Afortunadamente, nuestra calidad en la experiencia del socio nos ha permitido posicionarnos en el mercado. A diferencia de un banco, nuestros clientes también son socios. Ello quiere decir que todos son dueños de la cooperativa y nos debemos a ellos. Además, a nivel financiero, las tasas de interés también son mucho más atractivas. Personalmente, Cooperativa Pacífico me ha ayudado a crecer desde que soy socio. Ha sido mi primera fuente de financiamiento en temas de consumo, empresarial y profesional. Además, al presidirla, he aprendido a dirigir una institución y a servir a mi comunidad.” – Enrique Ishida.

Testimonio de Humberto Barbis

Socio Máster de la Cooperativa Pacífico (Socio desde 2014)

“Yo siempre he querido lo mejor para mis hijos, por ello estudiaron en universidades  privadas. Esta situación no me permitió ahorrar durante muchos años, es así que la preocupación por mi jubilación era un tema importante. Tras muchos años de trabajo, decidí jubilarme en el 2013. Continué un par de años más trabajando en la empresa con otro tipo de contrato, pero este no se renovó y la preocupación por la jubilación inició nuevamente. En esa época también surgieron los problemas de las AFPs, por lo que preferí trasladar todos mis ahorros a un producto que me ofrecía Cooperativa Pacífico.
Dos años antes de retirarme, mi esposa y yo habíamos ingresado a Cooperativa Pacífico
gracias al suegro de mi hijo. Yo pensaba que las cooperativas eran inestables por temas de los seguros bancarios, pero al hablar con la persona encargada de brindarnos información, nos convencimos de que en realidad esta era bastante sólida. Lo más importante para mí es que aquí no soy un cliente más, soy dueño de la cooperativa.” – Humberto Barbis.

Testimonio de Magaly Silva

Embajadora de Marca Perú y Socia de la Cooperativa Pacífico (Socia desde 2014)

“Mis tamales se hicieron famosos desde hace más de 10 años gracias a Gastón Acurio. Este acercamiento permitió que me invitaran a ser parte de APEGA y me eligieran como Embajadora de la Marca Perú. Ello me permite viajar por el mundo mostrando el tamal peruano. No hay orgullo más grande que representar a tu país haciendo lo que mejor sabes cocinar. Si bien tuve este gran incentivo en mi carrera, yo quería que mi negocio creciera y lamentablemente no encontraba financiamiento. Un cliente me habló de Cooperativa Pacífico y, tras hacer un par de transacciones con él, me avaló para poder ser parte de este grupo de personas que no solamente ven temas financieros, sino que son una gran familia. Tras presentarme, me evaluaron y felizmente me aceptaron. Gracias a ellos estoy por cumplir uno de mis objetivos: tener mi propio food truck. Mi hija Génesis, con apenas ocho años, ya se encuentra pendiente del negocio. Mi consejo para ella es luchar para conseguir sus sueños. Además, ahorrar sus propinas para abrir un fondo en la Cooperativa Pacífico.” – Magaly Silva.

Testimonio de Alfredo Yoshimoto

Vicepresidente del Consejo de Administración de la Cooperativa Pacífico (Socio desde 1971)

“Nuestros padres fundaron el Club Pacífico con la finalidad de acercar a su comunidad para transmitir su cultura y valores a las nuevas generaciones. Algunos años después, la segunda y tercera generación de japoneses en el Perú, decidimos continuar con esa misión. Además, buscamos formalizar el tanomoshi -más conocido como pandero-, tradición japonesa para ayudarnos económicamente. Así nace Cooperativa Pacífico. Cooperativa Pacífico no se creó con el único fin de hacer transacciones monetarias, también buscamos que nuestros socios confíen en nosotros y, a través de nuestros productos, puedan cumplir sus sueños y metas. La experiencia personal de los socios no se encuentra en los balances, sino en su agradecimiento. La Cooperativa me ha dado la satisfacción de poder servir a mi comunidad. Los directivos de cualquier tipo de negocio reciben un sueldo, pero aquí no recibimos ningún tipo de retribución; lo hacemos por vocación de servicio. Los seres humanos tenemos una misión: dar de nosotros para otros.” – Alfredo Yoshimoto.

Testimonio de Reiko Kawazo

Beneficiaria del Fondo de Educación Superior de la Cooperativa Pacífico (Socia desde 2015)

“Yo empecé estudiando en una escuela de arte pero me di cuenta que necesitaba una carrera que fuera mucho más directa y práctica. Así, decidí que diseño gráfico era lo que estaba buscando. Mi familia no tenía el dinero para poder pagar mi carrera y realmente sentí que no lo iba a lograr. Aunque encontrara un trabajo, iba a ser difícil poder solventar la pensión del instituto al que quería ingresar. Por fortuna, mi madre es socia de la Cooperativa Pacífico y, al ver que realmente quería estudiar diseño, conversó con mi padre y averiguamos sobre el Fondo de Educación Superior (FES) que brindaban a sus asociados. Me comentaron que era apta para la postulación y, tras dos meses de espera, me dieron la buena noticia: podía acceder al préstamo y lo comenzaría a pagar un año después de terminar mis estudios. Realmente creo que fue el día más feliz de mi vida. Gracias a la ayuda de Cooperativa Pacífico pude estudiar lo que me apasiona, el estrés en casa se redujo y siento que ahora puedo ayudar a otros chicos que quieran postular al FES.” – Reiko Kawazo.

Testimonio de Gonzalo Miura

Karateca auspiciado por la Cooperativa Pacífico (Socio desde 2016)

“Soy parte de la selección nacional desde el 2016 y obtuve el primer lugar del Torneo Nacional 2017. En el último año he participado en el Torneo Sudamericano, en el Panamericano y en el Mundial; quedé segundo, quinto y séptimo respectivamente. También he participado en el Torneo Metropolitano y en el Torneo Tope Selectivo, en ambos quedé en primer lugar. Sin embargo, aún me queda mucho camino por recorrer y ser el mejor. Mi meta cercana es ganar el Panamericano. Mi objetivo más grande es participar en las Olimpiadas de Tokio 2020 representando a mi país. Es por ello que mis entrenamientos son bastante duros. La disciplina es lo más importante para conseguir el nivel que busco. Desde hace tres años, Cooperativa Pacífico me acompaña en este camino. Sé que puedo contar con ellos si tengo alguna necesidad que la Federación no puede solventar. Me siento agradecido y afortunado por su apoyo. Quiero ganar más torneos para que ellos sigan confiando en mí.” – Gonzalo Miura.

Testimonios de Guillermo Nakada y Mary Kanashiro

Socios fundadores de la Cooperativa Pacífico (1970)

“La comunidad japonesa en Perú ha vivido momentos muy difíciles. A pesar de que les arrebataron casi todo, su conocimiento estaba intacto gracias a la educación. Por ello, la primera generación de japoneses migrantes decidió formar el Club Pacífico hace más de setenta años. Era la forma de poder preservar su cultura, sus valores y protegerse entre ellos. El padre de Mary fue uno de los fundadores del Club Pacífico, un club exclusivo para deportistas, donde se concibió la idea de fundar la Cooperativa Pacífico. Años después, esta idea se logró materializar y abrieron su primera oficina en el Centro Cultural Peruano Japonés. Su padre fue el padrino. A los integrantes también los unía el tanomoshi, el conocido pandero que se realiza entre japoneses. En aquella época estaba prohibido hacer este tipo de transacciones, así que decidieron formalizarse como una cooperativa, ya que éstas se encontraban en pleno auge. La mayoría de estos socios eran empresarios. Ambos han visto crecer lo que conocemos como Cooperativa Pacífico y no pueden sentirse más orgullosos de pertenecer a esta familia.” – Guillermo Nakada & Mary Kanashiro.